Ideas y consejos

Ahorrar dinero en la maternidad, es posible

Si pensabas que lo complicado de convertirte en madre estaba en tu preocupación por no engordar en exceso durante el embarazo, por llegar a tiempo al hospital para poder ponerte la epidural o no volverte loca por la falta de sueño, estabas muy equivocada porque eso es únicamente una dosis para que empecemos a ponernos las pilas 🙂

En el momento en que nos ponen a nuestro bebé sobre el pecho, nuestro mundo se pone patas arribas en todos los sentidos. De repente conoces el amor de tu vida, tus preferencias cambian, valoras más todo lo que tienes, debes aprender a conciliar la vida familiar con la laboral y empiezas a ver como tus ahorros comienzan a reducirse en el banco.

En el post de hoy quiero aprovechar para dejaros cinco consejos para poder ahorrar durante la maternidad, ya que todos los que somos padres somos conscientes de el elevado gasto que supone convertirse en papás.

Yo siempre digo que saber ahorrar es saber gastar, más que saber guardar

 

 

1 Gastar con cabeza es el primer consejo que os puedo dar.

Durante el embarazo nos sentimos repletas de amor y con el paso de los meses nuestra emoción y ansiedad aumenta, aumentando también nuestras ganas en gastar y gastar bajo la excusa de: “Pero que bonita estará con esto”, “Con estas bambas estará para comérselo”, etc…

Os confieso que yo me volví loca comprando ropa durante el embarazo de mi niño y lo volví a hacer otra vez en el embarazo de mi niña. En parte porque al trabajar en Zara es un poco imposible no volverse loca comprando y comprando, pero como resultado os tengo que decir que conservo ropa con etiqueta y tenían tanta ropa que muchas se la pusieron en una única ocasión.

Además os cuento que para colmo, mis pequeños han tenido mil colores de chupentes diferentes. A mis hijos les gustaba mucho los chupes de suavinex y cada día llevaban uno a juego con la ropa.

 

 

2 Más imaginación y menos inversión

Os aconsejo no dejarlo todo para el último momento y empezar a preparar todas las cosas que necesite el bebé para el último momento.

No es necesario comprar la habitación del mejor diseñador del momento ya que con materiales sencillos, un poco de imaginación y tiempo libre, se puede llegar a preparar habitaciones increíbles.

Os aconsejo echarle un vistazo a almacenes grande como Ikea donde podemos encontrar cosas estupendas a buen precio.

 

3 Comparar precios

Nada de quedarse con lo que encontramos en la tienda del barrio o en el centro comercial donde compráis habitualmente.

Si comenzáis a mirar con tiempo podéis comparar precios y encontrar estupendos chollos, porque os aseguro que siempre podemos encontrar maravillosas gangas.

Recordad que comprar por internet es seguro además de muy cómodo y tranquilamente desde el sofá de casa podemos buscar y buscar hasta encontrar todo lo que necesitamos.

 

 

4 Conserva para el próximo bebé

Cuidar bien las cosas y guardarlas en perfecto estado para el siguiente bebé, es un idea estupenda que todos debemos tener presente.

Biberones nuevos, ropa, cochecito, la sillita del coche, limpia biberones, humificador, toallas, ec…. Todo lo que guardemos, será todo lo que luego nos ahorraremos.

 

5 Comienza a ahorrar

Si convertiros en padres es aún un proyecto podéis comenzar a ahorrar un poquito, para luego ir más desahogados.

Ya sea en casa o en vuestro banco de confianza, podéis comenzar a hacer pequeñas aportaciones a una cuenta que luego irá destinada a todos los gastos del bebé que ya os digo que son muchos 🙂

Recuerda seguirme en mi Instagram: @secreto_de_amiga

Sígueme y dame un me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *