productos

¿CÓMO ELEGIR EL COCHECITO DEL BEBÉ?

Creo que comprar el cochecito del bebé es una de las compras que más ilusión nos hace a las mamás cuando estamos embarazadas. Recuerdo con mucha ilusión esa tarde mientra nos decidíamos entre un montón de modelos y os aseguro que miramos y probamos muchísimo.

Seguro que todas las que ya habéis descubierto la maravilla de la maternidad sabéis perfectamente de lo que os hablo, ya que el embarazo son 40 semanas completas de recuerdos para toda la vida.

A nosotros nos costó bastante elegir el modelo perfecto, también os digo que antes me había empapado un montón de revistas y había leído muchísimas opiniones escritas por otros recientes padres. También llevaba bastante claro el color (porque se me había antojado gris y naranja) y la marca que más me apetecía comprar.

 

Estaría genial que durante los nueve meses que dura el embarazo, nos hubieran explicado un poquito sobre otras cosas a parte de la lactancia o como cambiar los pañales en las clases de preparación. Yo hubiese agradecido esa pequeña pero tan necesaria ayuda de como elegir y comprar las cosas correctas, las más útiles para invertir bien el dinero y evitar malas compras o compras innecesarias.

Pero la novatada la pagamos todos y recuerdo que compramos un termómetro carísimo pero que nos vendieron como un artículo maravilloso, pues después de que nos cobraron un pastón nunca funcionó 🙂

Por eso, en el post de hoy me gustaría ayudaros un poco para que tengáis un poquito más de idea de algo que parece super sencillo como qué cochecito comprar, qué modelo elegir o qué marca comprar porque es más complicado de lo que parece.

 

Si me baso en mi experiencia. os tengo que decir que no compramos el más barato sencillamente porque tenía claro que sería un gasto que amortizaría y os tengo que confesar que en eso tuve razón, ya que nos salió tan bueno y nos dio tan buenos resultados que lo pudimos volver a usar cuando nació mi niña.

Así que en nuestro caso, hemos usado el mismo carro para nuestros dos hijos, al igual que otras cosas como la trona, el andador, el moisés o el parque cuna entre otras cosas ya que todo lo conservamos en perfecto estado.

Nosotros elegimos un carro de tres piezas compuesto por cuco, maxicosis y silla ya que creo que son los más completos y vienen muy bien equipados.

Al vivir en una casa no tuvimos muy en cuenta que fuese ligero, pero si tenéis que subir escaleras para subir a casa, os aconsejo escoger un cochecito lo más ligero posible, luego lo agradeceréis.

También debéis pensar en el tamaño ya que al igual tenéis un coche pequeño o el ascensor de casa es pequeño y no cabe. Y que no se os olvide mirar que sea plegable para evitar luego sorpresas desagradables 🙂

También podéis echarle un ojo a alguna comparativa carritos de bebé para que tengáis más datos y acertéis al 100% con vuestra compra.

Yo os aconsejaría un modelo completo ya que lo vais a necesitar.

Al nacer el bebé tiene que ir tumbado, por lo que debemos llevarlo en el cuco o capazo.

Después lo pasamos al maxicosis que pertenece al grupo 0 y más a delante y cuando son más grandes, ya los pasamos a la silla de paseo, aunque también os digo que la fecha exacta depende mucho del niño y por supuesto del peso máximo que nos indican en cada pieza.

Mi hijo por ejemplo aguantó un poco más de tiempo en el cuco y estaba super a gusto, en cambio mi hija desde bien pequeña ya levantaba la cabeza para poder observar todo lo que pasaba por su lado, aún así yo siempre llevé a mis hijos en el cuco los primeros meses porque me gusta más para un recién nacido y porque creo que un bebé debe estar en posición horizontal el mayor tiempo posible para que la espalda no sufra.

También os digo que lo máximo que os durará será cinco o seis meses, más que nada porque luego de largo se les queda pequeño.

A los cinco o seis meses lo podéis pasar al maxicosis aunque hay quien lo usa desde el primer momento aunque muchos pediatras no lo aconsejan porque creen que es malo para la espalda.

Una vez que lo paséis al maxicosis ya veréis la diferencia tan grande que es porque es más cómodo, más ligero  y también es muy útil porque es genial llegar al coche, sacarlo del carro y ponerlo en el coche. Ya que es lo que vamos a usar y se agarra con el cinturón de seguridad.

A mis hijos les encantaba ir en el maxicosis porque estaban super entretenidos mirándolo todo y la verdad es al ser más pequeño también es más cómodo.

En conclusión son muy funcionales y si al final optáis por no comprar el cuco y usar esa pieza desde el nacimiento, también os estaréis ahorrando algo de dinero, pero como os digo eso es algo muy personal que debéis de decidir en pareja aunque yo personalmente me dejé aconsejar por el pediatra.

Depende del maxicosis que compréis os durará hasta que el bebé tenga 9 ó 13 kilos.

Aunque sinceramente no comprar el cuco es una opción que yo no la recomendaría ya que nosotros lo usamos muchísimo para nuestros dos hijos y los encuentro tanto perfectos como necesarios. Pensad en las veces que vais a salir de casa a pasear, a comprar, a comer a casa de los abuelos….los bebés podrán dormir plácidamente tumbados y cómodos.

Y por último, necesitaremos la super práctica silla de paseo.

 

 

 

 

Sígueme y dame un me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *