CÓMO ENSEÑAR A NUESTROS HIJOS A UTILIZAR SU MÓVIL CON RESPONSABILIDAD

Rate this post

Me debato entre la sorpresa y la angustia después de leer un artículo donde explican que casi el 30% de los niños de 10 años ya tienen móvil. ¡Y no puedo imaginarme a mi niño con móvil!.

 

 

 
Mi “pequeño” que aunque haya cumplido seguirá siendo mi pequeño consentido, cumplió los diez años hace un mes y en ningún momento se nos pasó por la cabeza la idea de regalarle un móvil aunque también os confieso que el año pasado, nos lo pidió varias veces porque según él, muchos de sus compañeros de clase ya lo tenían.
No soy partidaria de que un niño menor de 14 ó 15 años tenga un móvil porque no considero que lo necesite, sin embargo soy partidaria de que tengan una tablet por ejemplo para que puedan jugar, ver vídeos o escuchar canciones pero siempre con limitaciones. 
 
Según afirman los padres, el motivo principal para regalar un móvil a sus hijos es la seguridad. 
 
Me vais a disculpar pero no estoy totalmente de acuerdo con esa explicación, pero la comparto en determinadas ocasiones, aunque por otros motivos. Por ejemplo, cuando hay padres separados ya que de esta forma la otra parte puede estar en contacto con sus pequeños. 
 
El artículo también decía que al llegar a los 15 años casi el 70% de los niños ya disponían de su propio teléfono móvil, algo que ya encuentro más normal ya que muchos niños salen solos a la calle, van al instituto solos, etc…y ahí si que entra la seguridad de ellos y la tranquilidad de los padres. 
 
En cualquier caso, yo creo que lo más importante es enseñar a nuestros hijos a utilizarlos de forma correcta y responsable. ¿Cómo lo podemos conseguir?
 
1. Soy la primera que se pasa horas enganchada a las redes sociales pero siempre lo hago sin ofender a nadie. Eso quiere decir, que no escribo mensajes mientras estoy en una conversación con otra persona, no utilizo el móvil mientras comemos, no le digo a una dependienta un momento que ahora te pago…y todos sabemos que situaciones de este tipo se dan constantemente.
Los niños imitan absolutamente todo lo que ven, así que debemos dar ejemplo con nuestra conducta y nuestros actos.
 


 
2. Los padres debemos instalar los juegos y aplicaciones.Es fundamental establecer reglas y dejarles muy claro que si las incumplen dejarán de tener móvil. Nada de abrir links extraños, descargar nada sin autorización, no entrar en Redes Sociales que estén marcadas con una edad superior a la que tienen, jamás hablar ni agregar a ningún extraño, nunca facilitar datos personales, etc…
 
3. Lo mejor es no dejar que se lleven el teléfono a la cama para evitar que se queden despiertos, además no estarán bajo nuestra supervisión. 
Lo correcto, es que durante la noche se dejen el teléfono en una zona común de la casa cargando, para que no les altere el sueño.
 
4. Los padres establecemos las normas, pero es importante darles un voto de confianza cuando notemos que existe por parte del niño respeto y comunicación.
En este punto os recuerdo la importancia de tener un buen control parental instalado.


 
5. Hay que fijar horarios desde el minuto uno para evitar que se pasen horas pegados al teléfono.
Sígueme y dame un me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *