CUENTA ATRÁS PARA LA VUELTA AL COLE

Rate this post

En estos momentos es cuando me doy cuenta de que lo bueno se acaba ya que para mí, al igual que para la gran mayoría de los padres, el verano se termina en el momento en que nuestros hijos vuelven al cole y todos volvemos a la rutina (algo que a veces también necesitamos).

 

Comenzamos la cuenta atrás, ya que estamos a dos semanas del inicio del nuevo curso escolar y os tengo que confesar que también me produce un poco de penita, porque los niños vuelven al cole y eso quiere decir que pasamos menos tiempo disfrutando de ellos.

Además, a todo esto hay que añadirle el conocido síndrome postvacacional, algo que yo este año no sufriré ya que hasta dentro de unos días no podré disfrutar de mis vacaciones. Pero a pesar de lo que muchos piensan, los pequeños también pueden padecer ese “dichoso síndrome” y pueden sufrir irritabilidad, tristeza, ansiedad y apatía, además de cansancio.

Por eso, en el post de hoy os quiero dejar unos consejos para ayudar a nuestros pequeños a que la vuelta al cole sea lo más agradable posible.
 
 
Después de todo el verano sin horarios, lo que a mis hijos más le cuesta es levantarse por la mañana temprano. Por eso, nosotros dos semanas antes empezamos a ir cogiendo un poquito la rutina. Lo hacemos poco a poco para que el cuerpo se vaya acostumbrando.
Tengo un calendario en la cocina y tengo apuntado que cada dos días nos levantamos 15 minutos antes, lo tengo bien calculado para que el día antes de comenzar el cole, mis hijos ya se despierten a las 8 de la mañana.
 
En verano no comemos muy tarde pero no tampoco lo hacemos a la misma hora, así que también comenzamos a ajustar el horario de comidas, al igual que el desayuno, merienda, cena y la hora de ir a a dormir.
 
Es importantísimo ir adaptando a los niños de forma progresiva.
 
En nuestra casa, intentamos mantener los horarios también los fines de semana ya que es fundamental que los niños duerman las horas suficientes cada noche para evitar que se levanten con dolor de cabeza y también para que puedan rendir bien en el colegio.
Mi pequeña necesita unas 10 horas de sueño para levantarse feliz y super activa y el mayor algo menos, pero también duerme unas 9 horas cada noche.
 
Si vuestros hijos no muestran ningún interés por comenzar el colegio, se sienten tristes o lloran, podéis dejarles participar en todos los preparativos para intentar animarlos. Los podéis llevar a recoger los libros, a comprar la mochila…además de contarles cosas positivas y divertidas o incluso recordar anécdotas del curso anterior.
 
 
 
Hay que acostumbrar a los niños a desayunar bien cada día, por eso es fundamental que se levanten con tiempo suficiente para tomar un desayuno completo.
 
Esto a veces es muy complicado para muchos padres, pero es importante acompañar a los niños en el primer día de cole para que se sientan arropados.
Yo me puse mi horario de trabajo, de tal manera que cada día puedo llevar y recoger a mis hijos del cole, momentos en los que aprovecho para hablar con ellos, me cuentan como les han ido las clases, si tienen algún problema, hablamos de los deberes, de los exámenes, y nos reímos mucho con sus ocurrencias, etc…son pequeños pero a cualquier niño le pueden surgir dudas y preocupaciones y nosotros siempre tenemos que estar presentes para escucharlos y aconsejarlos.
 
 
 
 
 
Sígueme y dame un me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *