El estrés de ser madre y trabajadora

4.3 (86.67%) 9 votes

 

Compaginar la vida laboral y familiar es el reto al que nos enfrentamos las mujeres cada día. La dedicación laboral es la que nos aporta independencia y la seguridad para poder valernos por nosotras mismas. Pero también tenemos la otra cara de la moneda, tenemos que reducir horas, adaptar nuestros horario para atender a nuestras pequeñas y preciosas fieras, la casa, la compra, la comida…todo con a veces ninguna o poca ayuda.

Y la situación puede empeorar aún más, si tenéis la mala suerte de trabajar en algo que no os gusta o tenéis un sueldo y ahora me perdonaréis la palabra de “mierda” o unas malas condiciones.



Todo lo que nos echamos a la espalda nos pasa factura y el estrés y la ansiedad que vienen cogidos de las manitas, son alguna de esas facturas a las que nos vemos sometidas.

Taquicardias, insomnio y dolores de cabeza, son algunos de los síntomas que padecemos las mujeres trabajadoras gracias al estrés.

¿Qué podemos hacer para combatir el estrés?

Buscar unos minutos para nosotras y hacer deporte, estas son mis dos armas para combatirlo.

Aunque en medio de tanto caos os parezca raro, con organización podemos encontrar un ratito diario para hacer deporte, una hora a la semana para tomar un café con las amigas, tomar un baño relajante y encima salir a cenar con la pareja o al cine, aunque sea una vez al mes.

 

¿Qué podemos hacer las madres trabajadoras para no ir tan estresadas en el día a día?


1. Realizar algún deporte de forma habitual.
2. Preparar el menú para la semana y preparar la lista de la compra.
3. Hacer la compra una vez a la semana.
4. Apagar el móvil o ponerlo en silencio durante la noche.
Y si os cuesta dormir, aquí os dejo el enlace de las mejores hierbas para descansar y dormir como un bebé
http://www.secretodamiga.com/2015/12/25/las-mejores-hierbas-para-dormir-2/



5. Cuando exista la posibilidad, reducir el horario y ponerlo más flexible. Yo no soy partidaria de dejar de trabajar pero todas las opciones son respetables.
Yo reduje mi horario laboral cuando nació mi niño y lo sigo manteniendo reducido después de tener a mi niña, prefiero dedicarme a ellos porque ahora que son pequeños es cuando más me necesitan y por supuesto nosotras también los necesitamos a ellos.
Disfrutar de nuestros hijos a tiempo completo es un derecho que todas deberíamos poder disfrutar.

6. Intentar hacer gestiones por internet que nos eviten salidas de casa y largas colas.
7. Aprender a no agobiarnos con la casa, a donde no se llega un día, se llega otro.
8. Aprender a decir No y también pedir ayuda cuando la necesitemos.




9. Comprar una agenda o una cartulina grande y organizar bien…horario de cole, trabajo, día para hacer la compra, actividades extraescolares, etc… y ya veréis como algún ratito nos queda libre.

10. Todas queremos ser unas super mamás, pero tomarse un baño relajante de vez en cuando, ir a la peluquería, hacer la siesta o ir a que nos den un estupendo masaje, no nos hace malas madres. Al contrario, nuestra familia disfrutará de una mamá renovada, guapa, con energía y motivada.




“No olvidéis que las mamás también tenemos vida y la vida está para vivirla”




Sígueme y dame un me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *