ELIMINA LOS EXCESOS DE LAS VACACIONES

Rate this post

Las mamás también tenemos que cuidarnos, lucir guapas, con el cabello bonito y bien arregladas, ¿no os parece hermoso que vuestros hijos presuman de mami en el cole?

Ya estamos en Septiembre, el mes en el que regresamos a la realidad, al menos para la gran mayoría.

Vuelta al trabajo, los últimos preparativos para el colegio, comienzan las actividades extraescolares, las prisas, el estrés, en reducidas cuentas el fin de las vacaciones.
En vacaciones “abusamos” un poquito de todo, helados, postres fresquitos, la cervecita en las terrazas al caer la noches…..
Y ahora debemos comenzar a eliminar esos mini michelines que hemos cogido.



10 PASOS PARA QUITARNOS LOS EXCESOS DE LAS VACACIONES

1.Comienza el día con un DESAYUNO equilibrado que te aporte energía.
Conservar estable los niveles de glucosa, te ayudarán a adelgazar.
Si no desayunas bien, la glucosa cae y es cuando nos sentimos decaídas y mareadas. 
Es en ese momento cuando nos da hambre y caemos en la tentación de comer lo que pillamos.

2. Comer CEREALES INTEGRALES, te ayudará a comer menos.
Son hidratos de carbono de absorción lenta, el organismo lo digiere de forma pausada, por lo que la glucosa se mantendrá estable más tiempo.

3. Come alimentos SACIANTES para evitar el apetito.
Las frutas y verduras contienen un elevado porcentaje de agua y fibra, tienen muy pocas calorías y un gran efecto saciante.
Hay otros elementos que son saciantes y puedes consumir a lo largo del día como el gazpacho, arándanos, almendras, gelatina de fruta, requesón con nueces…

4. No dejes pasar más de 3 horas entre comidas.
Debemos comer 5 veces al día.
Si no comes lo suficiente, el cerebro no recibe la sensación de estar llena, esta señal se la transmite al cerebro los receptores que se encuentran en las paredes del estómago.

5. Controla los NERVIOS.
Cuando se está nerviosa por algo puntual, el hambre desaparece pero cuando se está de forma crónica, la sensación de apetito nos consume, al igual que cuando estamos tristes o estamos aburridas.
Relájate, puedes hacer técnicas de relajación o yoga.

6. Bebe AGUA.
No tiene calorías, calma el apetito y nos produce sensación de estar llena.
Si no te entra mucha agua, prueba con batidos o infusiones.

7. MASTICA BIEN.
Comer a gusto, despacio y masticar bien la comida, influye en la sensación de saciedad.
Si comes de prisa, comerás más.
Aproximadamente 20 minutos después de comenzar a comer el cerebro envía la señal de “lleno”.

8. La dieta es cuestión de PLANIFICACIÓN
Es bueno planear la comida semanal y hacerte una lista con la compra.
Es importante ir a hacer la compra con el estómago lleno.




9. DORMIR MAL ENGORDA.
La falta de sueño produce alteraciones en las hormonas que regulan el apetito, aumentando el mismo y apeteciendo aún más los alimentos hipercalóricos.

10. COME EN PLATO DE POSTRE.
Sírvete un plato razonable, mejor que sea un plato de postre.
Evita repetir, no comas nunca de la bandeja o del envase directamente porque perderás la cuenta de todo lo que has comido.


Un último consejo muy eficaz, es el que yo utilizo, es el de COMPENSAR.
Si me paso con una comida, reduzco y controlo lo que como en la siguiente, haciéndola más ligera y dando prioridad a las ensaladas y verduras.




Sígueme y dame un me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *