Embarazo ectópico

Rate this post

Que una mujer sufra un embarazo ectópico no es lo más habitual pero puede darse y por ello es preciso que todas sepamos de que se trata, que sucede y cuales son los síntomas.

 

¿Qué es?


Un embarazo ectópico suele ser una experiencia muy dolorosa y dura en la vida de una mujer. Se da cuando el óvulo se implanta fuera del útero y normalmente es en las tromplas de Falopio donde se implanta el óvulo fertilizado, aunque algunas veces se implanta en la cavidad abdominal, en el cuello uterino o en el ovario.

Cuando esto sucede el óvulo nunca se convierte en bebé.
Se da en 1 de cada 50 embarazos y no hay forma de meter ese óvulo dentro del útero, por lo que la única solución es poner fin al embarazo.

La duda más frecuente 

 ¿si me hago un test de embarazo teniendo un embarazo ectópico dará positivo? SI!


Un embarazo ectópico debe tratarse a tiempo, ya que la pérdida de sangre que se puede dar puede poner en riesgo a la madre, además cuanto antes se interrumpa menos daño causará en la trompa.


¿Cómo se averigua?

Normalmente en las revisiones rutinarias, una mujer lo descubre cuando va al ginecólogo para ver como evoluciona su embarazo y en ese momento se le informa. Como es evidente es un palo emocional muy fuerte para los emocionados futuros padres.


Normalmente no aparecen síntomas, pero hay mujeres que los han padecido y suelen darse entre la semana 5 y 14.

Los síntomas más comunes son


– Ausencia del periodo.
– Dolor abdominal intenso.
– Sangrado vaginal anormal.
– Desmayo o mareos…

 

Son muchas las causas por las que puede darse un embarazo de este tipo, entre ellas: fumar, tener un DIU, tener desequilibrios hormonales, problemas de fertilidad…….

Los médicos aconsejan esperar al menos unos 3 meses para intentar de nuevo quedar embarazada, tiempo necesario para que el cuerpo cicatrice.

Tener un embarazo ectópico no debe impedir a una mujer a poder tener hijos en el futuro, pero es preciso que sea tratado a tiempo.
Si crees que algo no funciona muy bien en tu embarazo o consideras que lo puedes estar padeciendo, lo mejor es acudir a vuestro ginecólogo, él os sacará de dudas y os dará la tranquilidad que necesitáis.

Y vosotras, ¿habéis tenido que pasar por este golpe tan duro?

Sígueme y dame un me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *