Epidural, pros y contras

Rate this post

Esta es una decisión muy personal y que cualquier mujer se replantea cuando se queda embarazada. Se dice mucho de la epidural, muchas cosas buenas pero otras bastante malas. 

Hoy quiero despejar algunas dudas y vamos a conocer los pros y contras de un parto con epidural.


La anestesia es fácil de aplicar y apenas presenta peligro para la madre y el bebé. Al contrario que otros anestésicos, la anestesia no llega al feto. Aunque conlleva sus riesgos.

La epidural a marcado un antes y un después en la forma de dar a luz, ya que se insensibiliza la parte inferior del cuerpo.
Es un anestésico local que se pone entre dos vértebras lumbares, entre la segunda y tercera vértebra.

Limpian bien la zona y aplican un anestésico local, luego se introduce una aguja, esta se retira pero queda un catéter que es por el que circulará la anestesia. Comienza a hacer efecto en un par de minutos.

Dicen que aplican una dosis justita que te hace sentir las contracciones pero sin sentir dolor y así la mamá puede colaborar en el parto.

Desde mi opinión, yo he tenido hijos, el primero fue sin epidural y después tuve a mi niña con epidural. ¿por qué el segundo sí y el primero no? básicamente porque no me dió tiempo. Cuando eres primeriza no tienes ni idea de donde te metes, yo esperé muchísimo porque sinceramente pensaba que dolería más y a mí me dolía muy poquito.

Fuí a urgencias porque sentía molestias y quería asegurarme de que mi pequeño estaba bien. Mi sorpresa fue cuando pidieron un kit de urgencia a la habitación porque no llegaba a paritorio. 

¿Por qué la niña la tuve con epidural? porque lo malo no son las contracciones ni el parto sino el momento de coser, eso es terrible.(mi experiencia os la cuento otro día).

Si habéis decidido poneros la epidural, debéis llegar a tiempo al hospital ya que se aplica cuando las contracciones son regulares y se está dilatada de tres o cuatro centímetros. No se puede poner antes porque puede dificultar la dinámica del parto, provocando incluso que se detenga.
También hay un tope para ponerla y si ya estás muy dilatada no habrá tiempo para aplicarla ya que se necesita de 10 a 20 minutos para que haga efecto.

VENTAJAS DE LA EPIDURAL

– La mamá está despierta y consciente en todo momento, colabora en el parto pero sin ningún dolor.
– Dicen que al no sentir dolor se eliminan mucho la ansiedad y se reduce el miedo. (En mi caso no fue así porque es bastante desagradable no sentir tu cuerpo de cintura para abajo).

INCONVENIENTES DE LA EPIDURAL

– Se puede dar una bajada de tensión. Para evitarla se mantiene a la mujer constantemente hidratada con el suero.
– El periodo de dilatación se puede alargar más, pero tranquilas porque no sientes ningún dolor.
– La madre puede perder la capacidad para empujar, por lo que las posibilidades de un parto instrumental aumentan, es decir, se utilizarán fórceps o ventosas.

EFECTOS SECUNDARIOS DE LA EPIDURAL

 Dolores de cabeza. Suele comenzar horas después del parto y puede durar varias semanas. En algunos casos es recomendable beber mucha agua y permanecer tumbada todo lo posible, mientras los dolores persistan.
– Se puede sufrir picores e infecciones en la zona donde se ha administrado. La infección es muy poco probable ya que la zona es desinfectada cuidadosamente antes de ser aplicada la anestesia.
– Se pueden sentir dolores en la zona donde se ha pinchado, ya que la aguja atraviesa varias capas de músculo.
– Se puede sentir dolores de espalda y a veces de piernas. 
– Escalofríos, se pueden sentir durante el parto y después del mismo.


CUANDO EXISTE RIESGO PARA LA MADRE

– Cuando hay alguna alteración celebral.
– Cuando exista una insuficiencia cardiaca y el anestesista considere que existe riesgo.
– Si hay problemas de coagulación, se puede producir un hematoma que pueda comprimir la médula espinal.
– Cuando hay una infección en la zona de la punción o general.

Si te quieres hacer un tatuaje, debes pensarlo dos veces antes de hacerlo en la zona baja de la espalda, porque presenta el mismo riesgo que las infecciones. 
La obesidad no impide poner la anestesia pero si que la dificulta.

Y vosotras, ¿qué opináis de este tema?, ¿parto con epidural o sin?

Sígueme y dame un me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *