Educación sexual, cuándo y cómo hablar de sexo con los hijos

Rate this post

Hablar con nuestros hijos sobre sexo, es algo que puede resultar bastante incómodo y que puede causar mucha vergüenza, pero con el tiempo y con práctica empieza a resultar más fácil.

Según las estadísticas, los jóvenes que hablan con sus padres de sexo son más propensos a posponer las experiencias sexuales, a utilizar métodos conceptivos y a cambiar menos de pareja.

Pero las estadísticas también demuestran que 7 de cada 10 jóvenes con 19 años han mantenido relaciones sexuales, que al día 2.000 adolescentes quedan embarazadas en Estados Unidos y que la tasa de enfermedades de transmisión es muy elevada.


Tenemos a nuestro alcance poder ayudar a nuestros hijos, porque cuando hablamos con nuestros niños de sexo también les explicamos de como evitar enfermedades de transmisión sexual, a cuidarse y a identificar una relación sana de la que es perjudicial. Podemos ayudarles a marcar límites, a prevenir un embarazo y a tener una vida sana.


Comenzar a hablar con un niño de este tema, (a no ser que se haya dado un problema y haya que resolverlo) puede ser un momento bastante incómodo. Pero podemos buscar un momento clave para comenzar, como por ejemplo un anuncio o una película en la que se alguna situación que pueda favorecer la conversación.

Los niños sienten mucha curiosidad por su cuerpo desde que son pequeños, puedes aprovechar cuando veas que tiene alguna duda o te hace alguna pregunta.
No tiene que ser una solo conversación, no debemos pretender explicarle de todo en un momento, un día o en solo una ocasión, porque hablar de sexo con nuestros pequeños son pequeñas conversaciones que puede durar años. Lo importante es comenzar desde que son pequeños, siempre y cuando adaptemos la conversación a su edad.
Lo importante es comenzar en algún momento y que ellos noten que estamos abiertos a responder a todas las dudas que les vayan surgiendo.





Por ejemplo, ¿como nació mi hermanita?, si el niño tiene 4 años le podemos decir que el doctor sacó a la bebé de la barriga de mamá, pero si el niño tiene 11 años le podemos dar una explicación diferente y más detallada “la bebé ha estado en el útero de mamá durante 40 semanas y después ha salido por la vagina”. Se trata de adaptar la información a medida que van creciendo.


Es importante que pensemos muy bien en lo que vamos a explicarles para que no comprendan mensajes equivocados, como por ejemplo, a la hora de hablarle sobre las diferencias que existe entre hombres y mujeres o entre los niños y niñas. Seguro que muchos padres le dirán a sus hijos que la única diferencia que existe es física, pero habrá otros padres que querrán inculcar a sus hijos la creencia de que somos diferentes en muchos sentidos.

¿La educación sexual, qué suelen preguntar?

Pues con la edad todo se complica un poco, los niños más pequeños de edad escolar hacen preguntas como:
“¿Cómo han metido a mi hermanita en la barriga?”
“¿Por qué yo tengo pene y ella no?”
“¿Cómo nacen los bebés?

Con el tiempo la cosa se complica y pueden hacer preguntas más incómodas, como:
“¿Es malo si me toco?”
“¿Es malo ser homosexual?”
“¿Cómo se contagia el sida?”
“¿Qué es un orgasmo?”


Y después un poco más incómodas
“¿Duele la primera vez?”
“¿Si le quiero puedo tener sexo?”
“¿Cuál es el mejor método anticonceptivo?”

Si escuchamos y explicamos a nuestros hijos, ellos se sentirán más seguros y tranquilos para exponernos sus dudas y preguntas. Un beneficio para todos porque podemos enseñarles a que tengan una vida más sana y saludable, enseñarles a que no practiquen sexo sin protección y a que conozcan y respeten los límites.



Cada familia decidirá cuando y como hablar con sus hijos sobre sexo, pero recordad que nunca es tarde para hacerlo.

Sígueme y dame un me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *