Ideas y consejos

LA CULPABILIDAD MATERNA POR NO DAR EL PECHO

La maternidad conlleva más cambios físicos y emocionales de los que una imagina. De repente, conocemos el amor más profundo y las dudas nos invaden al igual que las decisiones que suelen ser complicadas.

Los consejos variados además de abundantes y a veces, incluyen una especie de guión que parece que debemos seguir todas de principio a fin sin cometer ningún error.

 

 

Cuando una amiga que acaba de tener un bebé me pide algún consejo yo siempre le digo lo mismo, confía en tu instinto materno porque existe y es más valioso que muchos consejos.

Todos sabemos que el instinto maternal es ese vínculo que se crea entre el bebé y la mamá, haciendo que la madre desarrolle una conducta de protección. Es un impulso natural que no se desarrolla en tres minutos, es un proceso que dura los nueve meses de embarazo y en el que nuestras hormonas y neuronas se preparan para cuando llegue el tan ansiado y temido momento de dar a luz.

Amamos tanto a nuestros hijos que seríamos capaces de hacer hasta lo imaginable por ellos, por eso, cada vez que escucho a alguien cuestionar algo tan personal como la lactancia materna, me siento súper indignada.

Aún recuerdo a la perfección cuando mi médico me dijo que no olvidara nunca que dar el pecho era un opción y no una obligación.

Las que me conocéis, ya sabéis que yo soy mamá de un precioso niño y un hermosa niña, vamos que yo tengo la famosa “parejita” y decidí libremente como quería alimentar a mis amores.

 

 

Respeto la lactancia materna, pero yo decidí no dar el pecho y mis hijos se han criado con biberón, pero no me considero ni mejor ni peor madre que otras, pero sí me considero una mamá estupenda.

Fue una elección libre, lo pensé, valoré los pros y las contras de las dos opciones, hablé con mi ginecólogo, busqué muchísima información y a pesar de que no fue una decisión fácil, sí que os aseguro que libremente decidí la lactancia artificial.

La lactancia materna seguro que es maravillosa y no la cuestiono. Tengo amigas y compañeras de trabajo que se han decidido por esta opción y a algunas les ha ido bien y a otras no tan bien. Al igual que tengo amigas y compañeras que optaron como yo por la lactancia artificial y les ha ido genial o bien se han decidido por la lactancia mixta.

Igual que ninguna mujer está obligada a ser madre, ninguna mujer debería ser juzgada por decidir libremente como quiere vivir su maternidad.

A veces se trata de una libre elección y en muchísimas ocasiones no se puede dar el pecho por mil motivos, pero en cualquier caso puede aparecer el sentimiento de culpa por no hacerlo.

Hoy he decidido escribir este post, sin ánimo de ofender a nadie porque no pretendo juzgar si alguien lo hace bien o mal, lo escribo porque cuando escribo es cuando mejor me expreso. Estoy harta de escuchar como se juzga a una mujer por este tema en la época en la que vivimos, sin llegar a pensar en como se sentirá, que como mínimo se sentirá frustrada.

Las que decidimos no dar el pecho no somos ni malas ni egoístas y sí, también hemos conseguido crear ese vínculo maternal que muchos piensan que solo se consigue con la lactancia materna.

Parece que algo estamos haciendo mal cuando aún continuamos machacando a las madres en función de este tipo de decisiones, cuando lo que tendríamos que hacer es respetarnos y apoyarnos mutuamente porque las dos opciones son perfectas para que nuestros niños crezcan fuertes y sanos.

La maternidad es muchísimo más que decidir si vamos a alimentar a nuestros hijos con leche materna o artificial.

Dejemos de atacar a las demás por sus decisiones porque ninguna es más madre que otra, todas somos estupendas, no existen madres de segunda, ninguna experiencia es inferior a otra y todas les ofrecemos lo máximo a nuestros hijos porque ante todo, siempre son nuestra prioridad.

 

 

 

Os espero pronto con un nuevo post y también os recuerdo que me podéis encontrar cada día en mi blog de belleza Secreto de amiga y en mi perfil de Instagram 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *