Mami cógeme mucho

Rate this post

Seguro que habéis oído en mil ocasiones eso de no lo cojas en brazos que se acostumbra. Pues yo soy una de esas mamás que ha ignorado por completo ese consejo .

He achuchado a mis hijos constantemente, los he besado, cogido en brazos a todas horas y dormido en brazos cada vez que he querido. Y sabéis una cosa, con la segunda hice lo mismo y lo repetiría mil veces porque tener a tu bebé cerquita es la satisfacción más grande que podemos sentir.

No cogerlos podría ser perjudicial para su desarrollo psicológico. 

¿Habéis oído hablar de la Teoría del Apego?

 Se trata de el vínculo que desarrolla el pequeño con sus cuidadores. Le proporciona la seguridad emocional que el niño necesita para tener un buen desarrollo de la personalidad.
En el se explica la necesidad que tiene el bebé de estar cerca de su madre, de sentirse protegido, cuidado y de ser acunado en sus brazos.
Sentir el amor de sus papás es el estímulo más importante para su desarrollo, las caricias que les damos además de las muestras de amor, ayudan a regular el sistema nervioso del pequeño.
Hasta algo tan simple como las miradas forman parte del desarrollo de la inteligencia social y emocional.

Los niños desarrollan durante los tres primeros años las áreas del cerebro, aquellas que tendrán que ver con su comportamiento social, el afrontamiento al estrés y la regulación emocional.

Dependiendo de como hayan sido sus cuidados así responderá el niño en el futuro.



Otra frase a las que estamos acostumbradas las mamás a escuchar es “déjalo que llore”, pues no chicas, además de que en ocasiones se nos rompe el corazón y otras nos produce dolor de cabeza, tengo que contaros que a los bebés dejarlos llorar y no cogerlos puede causarle un trauma, se pueden hacer niños muy independientes, con menos capacidades de afrontamiento a situaciones de estrés y tendrán menos seguridad en ellos mismos.
Los niños lloran por alguna razón y por eso deben ser atendidos.


¿Habéis oído alguna vez a alguien quejarse de que su mamá lo achuchaba mucho y de que fue cogido mucho en brazos?, pero seguro que sí habéis oído quejarse a alguien de la falta que le hicieron los abrazos y cuanto necesito que lo cogiera en brazos su mamá.

 

Hay un libro que está muy bien, El Amor Maternal, donde nos explica en base a conocimientos de neurociencia que “el bebé, para su desarrollo, no necesita ayudas pedagógicas o culturales, simplemente, cogerlo en brazos y disfrutar de él”. 

Así que nada, coger a vuestros niños cada vez que queráis, que os lo pida, que os apetezca, cada vez que sientas que lo necesita…

Sígueme y dame un me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *