MI OPINIÓN SOBRE LOS DEBERES

Rate this post

Soy madre, eso seguro que ya lo sabéis, y desde que nació mi pequeño comprendí que no se puede ser extremista y que lo que antes me parecía blanco o negro, puede ser gris. Y eso que tanto nos cuesta aprender cuando nos convertimos en madres, intento aplicarlo a todos los temas de mi vida.
Por eso cuando hablo con otras mamás sobre un tema en concreto en el que muchas muestra su total y completa postura, yo me quedo un poco al margen. Y eso me pasa con el tema del que hoy sí que quiero dejaros mi opinión…los deberes.




No soy una de esas madres que mantienen a sus hijos ocupados todo el día, a penas los apunto a actividades extraescolares, únicamente hacen una actividad cada uno ya que considero que los niños deben tener tiempo para jugar, para explotar su creatividad con manualidades…
El problema es que mi hijo ha pasado de tener tareas, digamos voluntarias a tener muchísimos deberes, tantos que ha tenido que dejar de hacer la única actividad extraescolar que hace para poder hacer los deberes. Eso sin contar los exámenes que de no tener ninguno o uno al mes, hemos pasado a tres a la semana en muchas épocas del curso.

Lo siento y con mi opinión no pretendo convencer a nadie, pero no estoy de acuerdo con lo que me parece un exceso porque los niños son niños no pequeñas máquinas que deben estar en funcionamiento todo el día.

En muchos sitios ya se imparte horario continuado pero en el colegio de mis hijos el horario es partido, otra tontería con la que no estoy de acuerdo y de la que os hablaré otro día. Así que en nuestro caso, los críos meriendan a las 5 de la tarde y rápidamente se tienen que poner con las tareas escolares. Si tenemos en cuenta que sobre las 20h se tienen que duchar y cenar para irse a la cama pronto, ¿en qué momento juegan?

Me parece tremendo que mi niño con 9 años, tenga que meterse en la cama con la libreta y el lápiz para terminar los deberes, me parece tremendo que un niño que ama ser portero, no pueda ir a entrenar dos horas a la semana porque los exámenes se lo impiden o que no podamos ir al cine el domingo por la tarde porque tiene que terminar todos los ejercicios que le han mandado para el fin de semana y que por supuesto va alargando porque “quiere jugar” al menos el fin de semana!!!



Que les envíen deberes para casa está bien pero siempre que sea de forma moderada y con un tiempo de entrega razonable, no cada día porque no creo que le hagamos ningún bien.


Me siento mal cuando veo a mi niño tan pequeño estudiando en su cama  por las noches y eso que soy la primera que he intentado inculcarle la lectura antes de dormir pero un ratito y no cada día ya que he aprendido que si le intentamos obligar a algo de forma constante únicamente conseguimos que lo aborrezca. 

Después de todo el rollo que os acabo de soltar, también os digo que no estoy de acuerdo con hacer huelga por este motivo, no considero que sea un buen ejemplo para los niños. Creo que desacreditamos la labor de los profesores y ponernos en contra de esta manera no considero que sea la mejor opción. Más bien podemos aprovechar la oportunidad para demostrarles a nuestros pequeños que hablando se entiende la gente y que el diálogo debe estar por encima de la fuerza y la imposición.

Pero bueno, esta es mi humilde opinión.

Sígueme y dame un me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *