GRANITOS BEBE, ¿CÓMO TRATARLA?

Rate this post

El verano llega a su fin y nos tenemos que empezar a preparar y mentalizar para recibir una nueva temporada.

Cada cambio de estación trae consecuencias para nuestra piel, especialmente para la piel de nuestros pequeños.

En verano por calor y en invierno por frío, el caso es que debemos de estar siempre pendiente de la piel de nuestros hijos y cuidar y mimar su piel cada día, manteniendo su piel bien limpia e hidratada.

Si hay algo que todas hacemos desde que tenemos a nuestros bebés en brazos, además de achucharlo y besarlos hasta no poder más, es ocuparnos del cuidado de su piel. Evitar que algo le roce, que siempre tenga el culito limpio, que las cremas no le irriten…y un largo etcétera.

Así que si os digo Sudamina, seguro que muchos ya sabéis de lo que os hablo porque tal vez lo habéis padecido en casa. Para los que hayáis tenido la suerte de no tener que sufrirla, os cuento que se trata de unos granitos que aparecen de forma totalmente inesperada y que nos produce un susto tremendo.

Nunca le había pasado a mi hijo, pero una mañana en pleno día caluroso de verano, nos levantamos y mi pequeña tenía un brote tremendo en su piel, tenía muchísimos granitos que le causaban muchísimo picor.

Ante esta situación, rápidamente nos ponemos el traje de madre histérica y corremos hacia el pediatra, ese que por suerte me conoce de sobra y que según él soy de esas mamás divinas y super protectoras incapaces de dejar llorar a su bebé ni 10 segundos. 

El caso es que llegamos al pediatra y después de revisar a mi hija nos confirmó que se trataba de sudaminas, algo que a nosotros nos sonaba a chino.

Nos explicó que la sudamina aparece cuando los conductos del sudor se obstruyen debajo de la piel y es entonces cuando aparece una erupción en forma de granitos o puntos rojos.

Aparece en cualquier sitio, pero los más comunes son en los pliegues de las ingles, en la espalda, el cuello y el tórax.

¿Cómo tratarla?

Nos recomendaron mantener la piel de mi niña lo más fresca posible para evitar el sudor y utilizar lociones que ayuden a hidratar y refrescar la piel.

Estos son los productos que nos mandó el pediatra:

Una loción de la marca cumlaude, especialmente indicada para la sudamina que ayuda a combatir la irritación y el picor.

Debe de ser buenísimo, porque mi niña rápidamente notaba muchísimo alivio.

No contiene parabenos ni perfume y se puede utilizar en caso de tener la piel sensible.

Y estas toallitas higienizantes individuales para refrescar la piel sin necesidad de agua. La caja contiene 10 unidades y están compuestas por 30% de alcohol, extracto de caléndula, glicerina, pantenol y clorhexidina.

Igual que la loción, son de cumlaude.

Es importantísimo evitar las cremas espesas para que no tapen los poros y vestir a los niños con ropa fresca de algodón.

Si alguna vez os encontráis en esta situación, debéis acudir a vuestro pediatra para que revise al niño y seguir las indicaciones médicas, pero ante todo, podéis quedaros tranquilos porque es completamente benigno.

Sígueme y dame un me gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *